25.8.16

Nostalgia por los fenomenos

El anciano se observo en el espejo del baño, los tatuajes en sus brazos cubiertos de arrugas mas marcadas que el día anterior y sus ojeras parecían mas oscuras y profundas.

- Estoy harto - se susurro a si mismo colocándose su dentadura postiza 

Sin pensarlo demasiado desempaco ropa que hacia tiempo que no vestía, estaba manchado y apolillado en ciertos sectores. Lanzo un suspiro, observo la persona recostada en la cama y con sumo silencio se vistió con aquel estrambotico traje rojo y blanco mientras salia de su departamento con un portazo.

Con una silenciosa maniobra ingreso al garaje por la puerta de la cocina para desempolvar los frascos que contenían fetos de hule, los empaco junto con el esqueleto del enano que había almacenado en un viejo baúl y luego de llamar a la mujer barbuda desde su teléfono celular tomo su viejo sombrero de copa y el bastón de empuñadura de oro, lanzo un suspiro, sonrió y luego de abrir la puerta principal del garaje se subió a su destartalado automóvil con todo su equipaje y antes de que su esposa pudiera despertarse para preguntarle que estaba haciendo abrió la llave del gas y lanzando su encendedor creo una gigantesca explosión que se empequeñecía conforme su viejo vehículo se alejaba de la escena del crimen.

- Solo falta contactar con la tragaespadas y el hombre perro para retomar la aventura - se dijo a si mismo 
  sin prestarle atención a las sirenas policiales que se acercaban a la casa en llamas.

A varios kilómetros de distancia una regordeta mujer con hirsutismo dejaba su departamento con una maleta de cuero luego de haber arrancado todos los cables eléctricos y la conexión de gas hasta detenerse en una parada de autobús mientras se susurraba:

- A fin de cuentas, extrañaba la vida en la carretera, me alegra no ser la única.

¿Existen los amigos?

Hace mucho tiempo que me hago esa pregunta y no me refiero a compañeros de trabajo o de estudios ni tampoco a conocidos con la que te cruzas un par de palabras al mes, me refiero a verdaderos amigos, como en las películas. 
Cuando era joven pensaba que aquella versión idealizada de la amistad era real pero poco a poco me fui dando cuenta que es un mito y muy pocas personas logran rozar aquel mito llamado "verdadera amistad"
Hasta hace poco aun tenia esperanzas de encontrar esa luz especial, ese mito conocido como "amigos reales" pero en poco tiempo pude darme cuenta que aquel mito no es mas que una leyenda pues, ¿Que clase de amigo luego de pedirte y después exigirte un libro sabiendo tu estado económico te restriega en la cara un libro que compro? ¿Que clase de gran amigo luego de haber chateado años con él casi ni te habla y por ultimo te exige que no le escribas para acto seguido bloquearte sin razón aparente? Y esas son solo pequeñas muestras de amistades que pensé en algún momento serian para siempre compañeros leales en el tortuoso camino de la vida.

En poco tiempo he sido robado, estafado, insultado, han hablado mal de mi a mis espaldas y cuando he rogado por ayuda en mis momentos de desesperación esos "amigos" se han excusado o molestado conmigo por interrumpir sus propios problemas.

Debo de admitir que yo tampoco soy un ángel; pero he aprendido, con el tiempo, a reconocer mis errores, a pedir perdón y a ser paciente pero a veces parece que solo yo de mis amigos mas cercanos(o supuestos amigos cercanos) han aprendido de sus errores pues cuando señalo sus errores se ofenden y me insultan, cuando me molesto por sus robos, ellos se molestan mas y cuando quiero reconectar la amistad, me bloquean quien sabe porque razón.

No negare que aun hay buenos amigos en mi ambiente pero cada vez menos puedo llamarlos así y a cada vez mas solo puedo afirmar que son... conocidos o compañeros.

La pregunta aun late en mi subconsciente esperando encontrarme antes de morir una respuesta positiva: ¿Existen los amigos como en las películas?