22.8.16

Aprender después de caer.

La vida y la literatura es como una montaña rusa, tiene sus altas y sus bajas, por suerte no subí tan alto como para caer y morir en el descenso pero si para marcarme unos buenos moretones espirituales(si es que realmente existe el espíritu) y levantarme con animo de seguir fastidiando al mundo así me escuchen un selecto grupo de personas, y es que probablemente eso sea lo mejor pues generalmente cuando uno declama frente a millones de seguidores siempre terminara con la agrupación de seguidores ciegos que se niegan a observar mas allá, que dejan de criticar constructivamente para alabar y que no pueden vivir sin el reconocimiento de una deidad hecha carne ya sea ese "Dios" uno religioso, un youtuber, un escritor, actor o alguna de las tantas profesiones que hay en este universo...

Pero finalmente me vuelvo a levantar, aprendiendo de mis errores a decir "lo siento" o aprendiendo a dejar atras a quienes no valen la pena ni como amantes peor como amigos, a disfrutar del momento y a soñar con un mejor mañana mientras intento mejorar, ya no rebelando al mundo mi falta de alimentos o mi abundancia de ellos pues me he dado cuenta que las verdades cercanas incomodan a la gente y pocos ayudaran realmente pues prefieren compadecerse de tragedias lejanas para demostrar que son seres humanos, pero de tragedias lejanas. Ahora mejorare solo y cuando me pidan ayuda no seré egoísta porque eso me haría ver peor que aquellos seres sino que mediré fríamente si valen la pena ser ayudados, si su colaboración con el mundo es relevante y solo así optare por darles mi mano... o no.

Todos cambiamos, evolucionamos, crecemos, caemos, amamos, pedimos, lloramos y reímos pero pocos realmente aprenden de sus errores yo he aprendido de los míos.


No hay comentarios: