22.4.14

La trampa de Helheim - Parte Seis

El detective Gómez había escuchado de todo, desde aquella loca que secuestraba cuentistas para tener sexo con sus cadáveres hasta drogadictos que parecían lesbianas que habían incursionado en la política pero el caso que le habían entregado aquella tarde era demasiado sencillo pero complicado al mismo tiempo.

- Así que es un problema mecánico, ¿Qué tiene que ver la policía en esto? – reclamo el detective Gómez  en la radio de su auto de civil.
- El elevador ha estado más de una hora detenido a pesar de que se han solucionado los problemas eléctricos, la gente de mantenimiento del edificio no encuentra razón para que no se mueva y además hay un muerto en el lugar – respondió la mujer al otro lado de la radio con una irritante voz nasal - ¿necesitas otra razón?

El detective resoplo, estaba cansado y con el calor elevándose lo último que necesitaba era trabajar, su mente pedía una cerveza fría y un sillón suave pero no podía explicarle eso a la central sin ser multado o algo peor así que acepto ir al edificio de oficinas lo más rápido posible.

- Tranquilo, no serás el único en la escena – le aseguro la mujer a través de la radio.
- Espero que no haya media estación de policía en el lugar – reclamo mientras encendía el auto – lo último que necesitamos es un espectáculo para alimentar a la prensa.
- Tranquilo son un par de patrullas de novatos, nada grande, el jefe quiere que se trate esto con discreción y… Augusto, ten cuidado con lo que dices, el concejal Darío Hernández es uno de los que se encuentran atrapados en el ascensor.
- La puta madre – resoplo el detective colgando la radio y colocando la sirena en el techo de su auto sin acelerar demasiado.
El auto se detuvo frente a un enorme edificio de oficinas que brillaba con la luz de la tarde que golpeaba las ventanas polarizadas que las hacia brillar de una forma inusual.

- Maldita torre de concreto – murmuro el detective mientras trataba de divisar el final del edificio que se perdía entre unas pocas nubes que flotaban cerca de la azotea.