7.2.09

Amistades que se van y Literatura que se QuEdA

Ultima mente todo se ha juntado, problemas monetarios, de salud, amores, desamores, amistades ganadas y perdidas así que sin mucho mas que decir y sin querer especificar fechas o nombres escribiré todo lo que de mi cabeza salga esperando con un poco de suerte que mis dedos lo sepan interpretar adecuadamente:

Cuando uno escribe inspirándose ya sea en una obra(de cine o literaria) o en una persona real hay que tener cuidado de no acercarse demasiado a la realidad, es decir, a la obra original pues se corre el riesgo de que se piense que se ha plagiado una obra o peor aun, una vida.


Aunque se recorra el camino de la ficción siempre de forma consiente o inconciente se deslizara un poco en el terreno de la realidad, por mi parte cada vez que leo un reportaje, una revista, un libro siempre absorbo algo de esa esencia para incorporarlo a mis historias sin embargo eso no quiere decir que me estoy robando la vida de nadie, mucho menos queriendo darme fama de esta forma, los que de verdad me conocen lo saben y los que creen conocerme simplemente lo desconocen por completo.


Una vez alguien me dijo que era un "llorica" porque me afectaban las opiniones de ciertas personas, no es verdad, me afectan esas opiniones porque simplemente esas personas han tenido gran influencia ya sea en mi vida literaria como en mi vida en general, eso no me hace un llorica, eso me hace un ser humano.

En el camino de la palabra he encontrado musas, algunas de ellas me han atacado, otras me han ignorado y algunas otras aun me brindan sus frías manos en un peligroso abrazo que podría tener algún día un sabor a traición pero eso por ahora no me preocupa, solo me preocupa el aquí y el ahora. Lo admito, me he equivocado y lo he hecho de forma garrafal y estrepitosa pero he sabido disculparme, he sabido perdonar y guardar silencio pero si alguien a pesar de las disculpas y las lágrimas siguen albergándome odio lo único que podre hacer es olvidarme de su existencia, ignorar a aquella persona o solo imaginarme que fue un sueño que ya no existe.




Debo confesar que si uds. me piden los nombres de mis amigos se me pierden en la marea de mis recuerdos al igual que los nombres de los escritores que me han cobijado, solo recuerdo los rostros, las historias que he leído los corazones que me han tocado y he tocado, si, si suena cursi pero así soy yo medio cursi, medio oscuro y bastante loco.

He perdido amistades, algunas por mi culpa, otras por culpa de ellas(o ellos) mismos, unos por la distancia otros por el tiempo pero he ganado sabiduría en las letras, es lo que me queda, es por lo que lucho, ¿lo demás? lo demás son solo alucinaciones...

3 comentarios:

Rodrigo Estrada dijo...

Difiero mucho en esconder la realidad, aunque no hay realidad escrita que no tenga un toque ficticio, no he escuchado de una vida que sea fantástica sin ayuda literaria.

Y ps la ultima imágen me gustó.

saludos!

Joe Hikaru Nogama dijo...

esconder la realidad? me has mal entendido...no es esconder la realidad es escoger el camino de la literatura 100% real o ficticia en su mayoria
Gracias y la imagen la saque de una pagina que me gusta mucho ;P

Lady Bellatrix dijo...

Amigo. Han escupido tu rostro solo porque tu genialidad fecunda, pare las ideas más puras que intelecto alguno puede gestar.
La envidia es un monstruo que ciega las pupilas más excelsas, enredadera que asfixia la flor más preciosa; albañal que contamina el lago más cristalino.
Pero tú eres más. Tu talento supera fronteras y no conoce el pecado del birlo intelectual, llega al éxtasis en solitario, vaga por caminos nunca caminados hasta llegar al mar profundo del que brotan como ninfas las palabras, amantes deliciosas, que se entregan solas deseando ser amadas por tu virilidad creativa.
No dejes nunca que el celo ignorante del que no sabe ser fiel amigo trunque tu paseo por el triunfo. No permitas que la ira del que no está seguro de su genio asesine en tu núcleo la certeza de que mañana serás mejor.
¿Qué culpa tienes tú? Si eres el amante predilecto de la musa que te obliga a poseerla una y otra vez hasta chillar de placer en tus escritos. Ellos no saben, no entienden la dicha de escribir como la entiendes tú.
Solo son clientes del mercado, bestias en la jungla de la fama. Indomables salvajes que no dudan destajarse el uno al otro solo para ver en un estante el mísero fruto de su dinero e influencias.
Cualquiera escribe, pero tú eres escritor. Cuentista por excelencia y creativo por naturaleza.
Lava tu rostro y levanta tu frente, pase delante de ellos y no voltees a mirarlos. Recuérdalos solo cuando sientas que no podrás hacerlo y entonces sabrás que tienes que llegar a donde ellos aun no han llegado.
Amigo, maestro, hermano. Solo la musa es verdadera.