20.10.08

Tripeando a lo Rastafari pero...¡Sin Semilla!

Aqui vemos algunos asistentes
influenciados por el Reggea y el humo de la mary Jeanne

Cuando escuche por primera vez que el Banco Central (que ahora de banco ya no tiene tanto como antes) se proponía hacer un concierto de REGGAE en la explanada del MACC debo admitir que me emocione y confundí al mismo tiempo.
Emocionado por que hubiera un festival de aquella música tan libre como el REGGAE RASTAFARI se presentara en Guayaquil y mas aun con grupos nacionales y confundido porque los que organizaban ese concierto (y otro de rock el día 28) era una organización tan estirada y elitista como el Banco Central del Ecuador así que con desconfianza y con mucha emoción me propuse ir.
El día llego y el sábado 18 de octubre llegue a la explanada del MACC con una variopinta compañía sin esperar ver demasiada gente en el lugar. Que equivocado estaba. No solo había gente del movimiento RASTAFARI en el lugar sino también rockeros (metaleros, trasheros y alguno que otro gótico) que para mi sorpresa también eran amantes de este genero de música lo cual no me lo esperaba.



Cinco grupos actuaron. Solo escuche tres pero creo que fueron los tres mejores.

El primer punto negativo (no tanto a lo del publico sino de parte del estirado Banco Central) fue cuando los malabaristas de fuego quisieron actuar al son de la música y fueron reprimidos por la policía coartando ese sabor a libertad mezclada con anarquía que caracterizaba a algunos de los miembros del publico lo cual molesto a mas de uno. Por suerte la música contribuyo a calmar los ánimos por el fuego extinguido.
Ganja Roots en pleno desenfreno

El primer grupo que escuche fue GANJA ROOTS un grupo guayaquileño muy bueno con una calidad que bien podría considerársele internacional. En su intervención de repente apareció el consabido DJ PLUCKY quien con su sabor de REGGAE sazonado aunque no le guste con algo de REGUETON en alguna que otra estrofa hicieron las delicias del publico.



De repente otro punto no tanto negativo sino absurdo se presento en medio del festival: un rockero (quien sabe si a petición de los mismos directivos del Banco Central) subió a la tarima y pidió al publico que se calmen y, lo peor de todo… ¡QUE NO FUMEN!
O por lo menos ¡Que lo hagan en su casa! Cosa que desde luego causo el abucheo de mucha gente incluyendo a su servidor. Seamos claros la marihuana es parte de la cultura joven y mas aun del REGGEA, no, no estamos siendo discriminativo pues la hierba no es una droga toxica cosa que si se puede decir del cigarrillo (una droga toxica y LEGAL); lo peor es que el muchacho lo decía no porque era buen muchacho sino porque muchos policías aprovechando la reunión de “fumones” como ellos lo llaman se estaban llevando a algunos discretamente.
Mejor no ahondemos en el asunto de la WEED pues eso seria asunto para un Post futuro.

Luego de disfrutar de Ganja Roots con la inesperada actuación de DJ Plucky en una que otra canción y del incidente de la WEED (hierba para los no entendidos) hubo una pequeña pausa mientras ALMA RASTA se preparaba para presentarse, ahí pude ver la gran diferencia del público que allí estaba.
Al fondo se encontraban los que querían escuchar sin ser molestados acompañados de uno que otros estirados pues escuchaban con cara de que los hubieran obligado a ir mientras que al frente estaban los relajosos, los mosheros listos para fumar a pesar de las advertencias y a hacer el viaje acompañados por la música de Reggae en vivo. Algunos se fueron tal vez cansados o no tan envueltos en la música del viaje celestial de Bob Marley sino en decir “yo estuve ahí” con mis amigos y eso fue todo.

¡Alma RASTA desde Quito con amor Rastafari!


Finalmente llego el grupo que muchos esperábamos, el grupo quiteño: ALMA RASTA y con alma y corazón empezaron a tocar mientras el humo y el mosh arreciaban, los ojos cansados de ciertas madres de familia se encendían con la música mientras que otras que solo habían ido a acompañar a sus vástagos se dormían.
Las sillas que el Banco Central había colocado (en una movida errónea) volaban en las primeras filas por unos momentos.
La música continúo fundiéndose en el público y de pronto Alma Rasta lanzo un cover de Bob Marley al que muchos de nosotros coreamos.
Casi a la fuerza sacaron a aquel grupo que ya ha tocado en Colombia, Perú y otros países pues el público exigía más y más hasta que despunte el sol…



Finalmente la música corrió, el trago también al igual que la hierba sin importar de los estirados “duros” del lugar ni la policía y es que el REGGEA fue más fuerte que la Babylon represiva por lo que como mensaje final Alma Rasta nos deja unas palabras sencillas pero reales: si lo fuman, háganlo…sin semilla.