19.9.06

Soy un artista..............

Soy un artista....
Eso ha sido verdad desde que tengo uso de razon, fuera que mi abuelo fuera un escritor o que me junte con gente de talento yo José A. Núñez del Arco de la Cuadra soy un artista, tanto en el sentido fotografico como literario, tal vez por ser jovenno he sido tomado en cuenta por las mafias artisticas que poco a poco fui descubriendo que existen pero se que tengo talento claro que tambien se que soy algo egocentrico y egoista pero siempre abierto a nuevas experiencias, a tomar las criticas y transformarel veneno que hay en ellas en algo util que me sirva para un futuro, se que muchas de esas criticas son sinceras e intentan ayudar perotambien he descubierto verdaderos ataques camuflados en criticas, no negare que duelen pero las recibo con una sonrisa dispuesto a diluir su veneno y utilizarlas para mi beneficio.Me molesta las falsas esperanzas que colocan las mafias literarias sobre nuevos talentos solo para aplastarlos por miedo a quepuedan ser mejores que los viejos cuando en el fondo muchos de esos jovenes idolatran a esos viejos y si ellos les ordenaran que no escribieran algo bueno en su vida muchos lo harian sin chistar.Por suerte no hablo de todos los escritores jovenes, habemos muchosque vemos mas alla del panorama escrito por la sociedad y que lo ampliamos con el uso de nuestra imaginacion y es que el artista fuera de ser un vendedor es un creador de fantasias que mescla la realidadcon la ficcion y ese don de imaginar es algo que muchos artistas lo han reemplazado por el don de venderse a si mismos de crear intrigas,odios y mentiras para sobresalir y ser mejores, tratando de ser el menos manchado en toda estas guerras de palabras, para ver quien lanza la frase mas hiriente de la forma mas artistica posible de modo que el comun de los mortales lo entienda como algo fascinante y sus colegas como una critica insiciva, pero en muchos casos son solo ataques, peleas de comadres de barrio que no viene al caso.
Deberan disculparme pero estoy harto de toda esta hipocresia entre artistas, toda esa falsa modestia y amarres entre amigos y amantes pararepartirse premios, estoy harto que a algunos les caiga mal por el terrible pecado de que mi abuelo haya sido escritor o porque no escriba como a ellos les da la gana, estoyhasta la coronilla de que deba seguir reglas literarias tan arcaicas como El Quijote y su forma de contar la historia de aquel hidalgo de 400 años ahora.
Simplemente estoy harto, no solo de la literatura en mi pais sino mundial.
No me sometere a los amarres y no comprometere mi opinion para complacer a ¡NADIE!
A quien no le guste mi opinion puede ir a llorarle a alguien mas a mi me vale un cuerno.
Una amiga muy importante para mi me dijo ¨ No hay nada nuevo en literatura, ya todo se ha escrito ¨ y en realidad tal vez tenga razon, tal vez no la tenga, pero por cada temaque se ha escrito hay 50000 interpretaciones y nuevas formas de contar esa historia, diferentes maneras de reinterpretar una fabula o un cuento de tal manera que sea atrayente y atrape al lector no solo a un reducido grupo de criticos y escritores momificados.
Se que aun hay muhcas historiasque aun faltan por ser contadas, tal vez los sentimientos sean los mismos al igual que los deseos pero aun hay muchas palabras que escribir sobre estas...

Soy un artista, y como tal usare mi imaginacion para hacer llorar, reir o soñar a quienes me lean o vean mis fotografias, denunciare injusticias y contare historiassi por esa razon no soy un artista a los ojos de muchos pues que asi sea pues cada vez que me levanto y hasta la hora de mi muerte soy un artista y quieranlo mis historias y mis imagenesestaran con uds mas tiempo del que este cuerpo estara en este plano terrenal, mis obras viviran para siempre en los recuerods no de la critica sino de los lectores y de quienes guarden mis fotos.
Lo digo para uds que lo dudan, para quienes me desprecian y quienes creen que su inflado ego llenara la nueva literatura mundial. A todos uds les digo que por cada 100 de uds. existimos 10.000 de nosotros los que somos libres de las ataduras del ayer, nunca olvidandolo pero si recordandolo con añoranza y no como enciclopedias llenas de ego y vanidad