7.4.18

La hora de las brujas Pt. 1



Son las 11:55 p.m. según el reloj en la mesita de noche, él sabe que no tiene mucho tiempo, ya ha intentado todo lo que está a su alcance para evitarlo, todos lo hicieron pero ninguno ha sobrevivido y ahora es su turno, lo sabe, lo siente en sus huesos es por eso que a pesar de lo que vaya a suceder debe dejar un testimonio de los aterradores eventos que están por suceder, de los que han sucedido. Sin mediar palabra toma un bolígrafo y un cuaderno, se sienta en su escritorio lleno de obras arcanas y luego de hacer un lado algunos viejos libros, empieza a escribir.
Llega un momento en la noche, cuando todo ruido cesa, las aves se callan, el canto de los grillos se detiene e incluso el viento nocturno deja de soplar. Mucho afirman que es la hora de las brujas, cuando los espíritus y demonios se elevan de los infiernos para atormentar a los humanos que aún están despiertos, pero yo se la verdad.

Los huesudos dedos detuvieron su escritura y el cuerpo ligeramente encorvado de un joven de no más de veinte años se levantó de su asiento y empezó a dar vueltas revisando cada esquina de su habitación e incluso se asomó por la ventana, como si esperara encontrar a alguien en el exterior, luego de no encontrar ni siquiera un insecto a la vista lanzo un corto suspiro y volvió a sentarse frente a su escritorio para reanudar su relato.

Lo descubrí aquella noche de septiembre cuando terminaba de leer un libro sobre leyendas de mi país con la esperanza de que me quitara el insomnio que por cuarta noche consecutiva atacaba mi cerebro. Al finalizar el libro pude notar dos cosas que no había notado hasta ese preciso momento, la primera era que sin importar cuantos libros leyera o las veces que me masturbara el hombre de arena se negaba a visitarme y la segunda, y más importante cosa que note fue el abrumador silencio que se cernía a mi alrededor, como si todo el planeta hubiera muerto justo en ese instante.



La mano del joven se puso a temblar deteniendo de forma abrupta su escritura se levantó como si escuchara su nombre ser pronunciado desde el exterior y con el corazón palpitante se asomó a la ventana con la esperanza de encontrar la calle vacía, pero en lugar de eso se encontró con una pequeña figura envuelta en oscuridad, eludiendo cuidadosamente la luz de las farolas nocturnas, parecía apenas un muchacho observando en silencio su casa, el joven cerro la cortina y se siento tratando de ignorar aquel extraño ser, evitando derramar lágrimas. Tenía miedo y las voces antes silenciosas de los muertos empezaban a reír y aullar al percatarse que el muchacho exudaba terror por sus poros y que su corazón latía con más fuerza a cada segundo haciendo que sus palpitaciones se volvieran tambores que resonaban contra sus huesos.
Un par de suspiros para tratar de calmar temporalmente su miedo, y luego de encender todas las luces de su casa tomo el lápiz para continuar su escrito de forma más acelerada, como si algo inevitable estuviera por atraparlo.



Fue en esa última línea de esa leyenda, decía: “la hora de las brujas no es un momento en el tiempo específico, puede ocurrir en cualquier instante. Cuando sientas que no hay sonidos a tu alrededor, que toda actividad ha cesado y tu piel se vuelva como la de una gallina ante el carnicero es cuando la hora de las brujas ha llegado” Luego de investigar en diferentes libros sobre ocultismo encontré poca información sobre aquella hora macabra, me hablaban sobre rituales paganos a ciertas horas donde las puertas del mundo espiritual se abrían o leyendas para asustar a los niños pero no mucho más haciendo que mi curiosidad se acrecentara al no encontrar muchos datos sobre lo que era realmente es hora maldita. Luego de hablar con un conocido experto en ocultismo me recomendó un método para detectar cuando caerá la “hora de las brujas” y un ritual para abrir la puerta del mundo más allá de este, sin embargo me advirtió que nunca lo hiciera si quería mantener mi cordura. Dirigido más por mi malsana curiosidad que por mi instintivo temor a lo desconocido quise probar esa teoría jugando con mi novia y un par de amigos a la ouija, Katherina era bastante sensible a los asuntos paranormales y le comente sobre la teoría de la hora de las brujas, ella al principio dudo en apoyarme con esto pero después de un par de noches de insistir en el asunto ella accedió eligiendo un miércoles de ceniza a las 3:33 a.m. para iniciar el ritual donde llamaríamos a un espíritu cualquiera para revelarnos la verdad de la “hora de las brujas”



Continuara...

3.4.18

Chismes culturales

Titulo así esta columna ya que lo que estoy por escribir a continuación no ha sido confirmado, son posibilidades que podrían o no ocurrir en Ecuador durante el 2018 y debemos, como artistas y gente apegada a la cultura que vive en ese pequeño país que esta en la mitad del mundo esta atentos.

Durante mucho tiempo ha existido una “dieta” en la cultura en general de la sociedad ecuatoriana, lo note cuando en la sección Vida y Estilo de El Universo fue bajando sus reportajes culturales y aumentando sus reportes sobre farándula, luego me fije como el sector cultural fue reduciendo en gastos dentro de los gobiernos local y central y después, y eso esta confirmado, los guardias de seguridad y de limpieza no cobran sueldo(culpemos de esto a los burócratas de la cultura y al Ministerio de Finanzas), todo esto fue pasando ante mis ojos y a pesar de eso el ecuatoriano sigue leyendo, no siempre buenos libros pero sigue leyendo;  pero el rumor que escuche de parte de varios funcionarios culturales es que habrá una fusión de ministerios(posiblemente entre el de Ambiente o de Turismo) y ciertos museos como el caso del Maac dejara de funcionar por lo menos parcialmente.

Nosotros como artistas, gestores culturales o población en general debemos estar atentos ante esta posible unión de Ministerios, que si bien es necesaria ya que hay un exceso de estos podría ser perjudicial para la cultura que tanto a recorrido. ¿Habrá reducción de personal? Es posible, ¿Puede que este rumor nunca se concrete? También es posible, pero el hecho de que haya nacido el rumor ya existe una excusa para preocuparse y mirar mas atentamente lo que hacen los políticos con la cultura de nuestro país.

En lo personal opino que si habrá dicha fusión ministerial sea con el Ministerio de Turismo ya que podría atraer mas visitantes a lugares y eventos artísticos y culturales al igual que los museos que están abandonados por el publico en general hasta que empiecen los eventos en Mayo y a veces ni así.


Por: Dada

31.3.18

Triple negativa

No me des la espalda,
No te entregues al dolor,
No intentes ocultarte,
Aunque griten tu nombre,
No cierres los ojos,
Ni apagues la luz,
No te entregues a la desesperación
Que trae la monotonía,
Hay miedo en tus corneas,
No cierres tus ojos,
Aunque desde la oscuridad,
Estén gritando tu nombre.

16.2.18

Cuando dejo de escribir...

Por mucho tiempo la pasion por escribir colmada mi vida, los días no estaban completos sino escribía por lo menos el párrafo de una nueva novela o el borrador de un poema pero como todo momento de éxtasis inevitablemente no era eterno. La realidad de una sociedad idiota, problemas económicos, muertes familiares, depresión, amores traicioneros y otras pequeñas tragedias internas hicieron que mi proceso de escritura se fuera desacelerando hasta que finalmente permanecí en un vacío en el que no estaba seguro si estaba vivo o solo muerto en vida.
Tuvo que pasar un largo tiempo hasta que pudiera volver a escribir y aun no estoy contento con lo que he escrito , siento que antes lo hacia mejor, mas fácil, supongo que tendré que regresar a mis historias incompletas y partir desde ahí, puede ser que pueda progresar retomando mis pasos literarios que no fueron completados, tal vez lo que necesite es escribir mucha basura hasta volver a retomar la verdadera escritura, lo que si se es que aun hay momentos en que el vacío aun me inunda haciéndome sentir que la inspiración que recorrió mis venas se ha secado, pero no lo creo, porque cuando mi habilidad para crear se haya secado también lo hará la sangre que recorre mis venas

13.2.18

Tu rostro dormido


Arranco los pliegues de tu alma,

Con los dientes de mi inconsciencia,

Rogándole a la luna,

Nos otorgue mas tiempo,

Fusionando nuestra piel,

Mezclando nuestros fluidos,

Clamando al ojo de la noche, 

Que la eternidad se extienda,

un poco mas,

Antes del adiós.